Ataques de Ansiedad

Los ataques de ansiedad o ataques de pánico parecen cada vez más frecuentes en el mundo moderno. Sin embargo, probablemente son tan antiguos como el ser humano, ya que en realidad un ataque de pánico es la forma que tiene el cuerpo de detectar y prepararse para huir o luchar ante un peligro inminente .

ataques_de_ansiedad_dr_alejandro_cruz_acosta Una vez que comprendamos que no nos vamos a morir de un ataque de pánico, que es una reacción perfectamente normal ante la percepción por parte de nuestro cerebro de un posible peligro ya estamos a medio camino de curar nuestros ataques (en el mejor de los casos) o, al menos, convivir con ellos. Hay que procurar idenfiticar las situaciones que nos produczan ansiedad y luego "re-educar" nuestro cerebro para que comprenda que en realidad estas situaciones no son peligrosas y que no es necesario que nuestro organismo se ponga en "alerta roja" cuando se produzcan.

Si crees que sufres ataques de pánico, recomendamos que acudes a un experto para comprobar su diagnóstico y recibir tratamiento. Con un tratamiento adecuado es posible curar los ataques de pánico, perder el miedo ante momentos de ansiedad y volver a llevar una vida normal.

Las síntomas de ataques de pánico son tan desagradables que muchas personas que sufren un ataque por primera vez están convencidos de que están sufriendo un ataque de corazón y se van a morir. Luego tienen miedo de volver a sufrir un ataque, miedo que a su vez incrementa su ansiedad y le hace más vulnerable ante la posibilidad de más ataques, entrando un un círculo vicioso difícil de romper. Para empezar a romper el ciclo, tenemos que intentar comprender qué son los ataques de pánico y perder nuestro miedo.

Esta es una lista de las síntomas más frecuentes de un ataque de pánico:

Sensación de mareo

Sequedad de boca

Sudores en las manos, pies, axilar…

Sensación de temblor

Sensación de taquicardia

Sensación de ahogo

Sensación de mucho frío o mucho calor

Dolor en el pecho

Sensación de falta de oxígeno, le cuesta respirar

Sensación de que se está volviendo loco

Dolor de barriga y/o cabeza Ganas de vomitar (algunas personas llegan a vomitar)

Ganas de hacer diarrea

Sensación de miedo, angustia, pánico y terror ante lo que le está ocurriendo

Tremendo cansancio después del ataque

Llanto

Si lo deseas puedes compartir tu experiencia con nosotros. Escríbenos.

Comments

  1. Muy útil la información sobre la ansiedad en este artículo, me preguntaba si podía compartirlo en mi comunidad de apoyo…

     

    Considero que puede ser bastante util.

    Atenta a sus comentarios,

     

    Sandra. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo Mensual

Artículos Recientes

Calendario

enero 2020
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Contáctanos

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu mensaje

Diseño por Publicidad Asertiva. Derechos Reservados